viernes, 27 de junio de 2014

{S} Sherlock

Quien dice Sherlock, dice perfección.
Cuando empecé a ver el primer capitulo, de la primera temporada de esta serie, sufrí de instantánea obsesión. ¿El motivo? El maravilloso Sherlock Holmes y su fiel amigo, John Watson.

Sucede, que la química en pantalla de ambos es absolutamente atrapante. Son impecables. Aunque claro, hablamos de actores de primera línea, perfectos en cada reto que se proponen. Uno no distingue rastros de sus antiguos roles en el que está viendo como suele pasar con otros. Y ahí radica la perfección del producto. Dejando de lado esto, la serie no carece de momentos tanto divertidos como inteligentes. Con un protagonista casi psicótico (perdón, "sociópata altamente funcional"), que consigue que uno lo quiera abrazar y golpear al mismo tiempo. Y Benedict Cumberbatch lo logra con creces. Es un Sherlock a la vez digno de un buen golpe o de un gran abrazo. Mientras que Martin Freeman es un doctor del ejercito, retirado y con una lesión con base psicológica. Sufre de Stress Post-Traumático (PTS).

La verdad sea dicha, no solía ser gran fanática de la industria británica. Pero este, junto con otros productos que estoy explorando y de los que hablaré en algún momento, ha logrado quitarme la idea de que por ser de dicha nacionalidad, el programa debe ser... denso, pesado... Plomo. Sucede, sí, pero no sucede siempre y vale aclarar que el primero en sacudirme la idea del sistema fue "Ripper Street". Volviendo al TV show en cuestión, son tres las temporadas disponibles. Han sido estrenadas con una considerable diferencia de tiempo entre una y su sucesora. La espera suele ser considerable, pero me atrevo a decir con toda seguridad que, si bien no es fácil, sí que merece la pena. En mi caso, fue una sobredosis de las tres temporadas juntas y ahora estoy en la etapa de abstinencia.

Durante la primera temporada, que consta de tres episodios y un piloto, somos testigos de la etapa de conocimiento y aceptación mutua entre Sherlock y John. Vemos cómo el doctor se ve prácticamente absorbido por el huracán que es su nuevo amigo, y lo mucho que le gusta, cómo cambia su vida, cómo la mejora y le da un nuevo sentido al cual volcarse sin la necesidad de estar en medio de una guerra. O no tan literalmente.

Mientras que el estreno de la mini-serie fue un 25 de julio de 2010, hubo que esperar hasta el 1 de enero de 2012 para volver a reencontrarnos con los protagonistas. Y en su regreso, sucede algo digno de ver. Sherlock se muestra hombre. No, no hablo de sexo, paso explicarme. Con el mundo asumiendo que el detective y el doctor son más "compañeros" que Compañeros y, uno sabiendo que no es así, casi que mi cerebro lo había vuelto un ser asexual. Y acá me tiran todo al trasto. Bueno, bueno, resulta que la atracción es basada en una especie de competitividad. En cómo puede ser retado y hasta vencido por otro ser viviente. Y es GENIAL en demasiados niveles que, no, no voy a explicar. Cada uno de aquí saca sus conclusiones. Pero sí, una pequeña recomendación: se aseguran de tener pañuelos descartables para este final de temporada. Llámenme idiota, quizás lo sea, solo sé que lloré durante medio capítulo y media hora luego de terminarlo.

La tercer temporada, que fue lanzada el 23 de diciembre de 2013, fue impecable. Y si en la segunda había demostrado ser humano, en esta nueva etapa es simplemente abrazable todo el maldito tiempo. No quepo en mi persona de la felicidad que me da ver determinadas escenas de los tres capítulos. Se vuelve un Holmes muy carismático, pero sin cambiar un ápice en su modo de actuar. Sigue siendo él, pero desnudando un lado más humano y no sólo su costado lógico. Y es digno de ver. Si digo más, tengo que ejemplificar. Y no es la idea spoilear.

Ahora bien, la cuarta temporada había sido inicialmente anunciada para diciembre de 2014. ¡Todos contentos, todos felices! Pues no, se corrió y la nueva fecha, estimativa, parece ser 2016. Sin mes. Tanto podría ser enero como diciembre. A armarse de paciencia y, porque no, volver a disfrutar de aquellos capítulos que mas gustaron. O toda la serie. Sí.


5 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Jajaja suelo ser un tanto apasionada con Sherlock.

      Eliminar
  2. Muy interesantes las entradas...honestamente me diste ganas de ver Sherlock, me la re vendiste. Incluso cuando soy una fanática del personaje original creado por Connan Doyle y siempre me resistí a adaptaciones. Muy bien logrado! A descargar!!!

    ResponderEliminar
  3. Jajaja ¡Misión cumplida!
    Mira, en la presentación aclara "Basada en los trabajos de Sir Connan Doyle"
    Cuando lea los que tengo te digo que tan fieles son.

    ResponderEliminar
  4. La bajé y la estoy viendo... adicción! Es una excelente adaptación a nuestros tiempos pero todo lo esencial del personaje y de la obra en sí está allí. Sos tan buena con este blog consiguiendo nuevos adictos a la serie como lo es Watson consiguiendo clientes ;)

    ResponderEliminar